Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
img
img

 

 

Aledesign
Blog de aledesign

img
img
16 de Enero, 2012 · General

CRÍTICA SOCIAL DE LA PUBLICIDAD

La crítica sobre los fenómenos que nos afectan es una consecuencia natural de la condición humana.

En la actualidad este ejercicio de libre manifestación del pensamiento se defiende y articula a través de las leyes, los medios de comunicación y el entramado asistencial público o privado existente.

Se trata de garantizar la libertad de ejercer la crítica social, de hecho, éste es un elemento característico del mundo democrático y económicamente desarrollado frente al llamado tercer mundo.

La publicidad es un fenómeno propio del los países ricos, aunque no exclusivo, y probablemente uno de los que más quejas recibe; de ellas sólo un cierto número se transforma en denuncias.

El debate sobre la publicidad se mantiene en paralelo a una presencia creciente, tanto en los medios tradicionales como en los nuevos, combinando en ambos los viejos formatos con los más recientes.

Si el ejercicio de la crítica es, por tanto, algo natural en nuestra sociedad, cabe esperar que surja especialmente cuando se trata de hablar de algo que es omnipresente, que busca nuestra reacción y que, salvo excepciones, nos llega sin que lo hayamos solicitado.

Por otra parte, criticar la publicidad no supone un compromiso específico, puesto que en la mayoría de los casos se hace en términos globales, como ocurre con otras realidades consideradas excesivas o molestas.

Hacerlo está incluso bien visto, nos hace aparecer como alguien de criterio independiente.

Por el contrario, ¿quién se atreve a decir que le gusta la publicidad?

Te proponemos organizar las críticas más frecuentes en dos grupos:

Críticas indirectas, derivadas de una posición respecto a otros fenómenos con los que la publicidad está relacionada.

Por ejemplo, cuando se reprueba el consumo, los medios de comunicación, la violencia, la discriminación o el sexismo, la publicidad suele aparecer como una causa, incluso principal, o como un contenido negativo.

 

Críticas directas, que se atribuyen a la capacidad de la publicidad para conseguir sus objetivos, a la manera en que lo hace o a su responsabilidad en el sistema social y económico vigente:

 

  • Hace comprar productos que no se necesitan, crea necesidades de las que ya no sabemos prescindir.
  • Encarece los precios, que repercuten directamente en el bolsillo de los compradores.
  • Miente sobre los productos que vende, engaña para conseguir lo que quiere el anunciante.
  • Supone un derroche de dinero en un mundo con hambre, desigualdad e injusticias.


Frente a estas críticas, parece también pertinente hacernos preguntas como estas:

¿los anuncios pueden hacer realmente que alguien compre productos que no le interesan?

 ¿Para conseguir clientes es rentable basar la comunicación en un sistema que engañe al público?

¿Si, engañado, compras un producto, acaso no será la única vez?

¿Creemos literalmente en que los productos nos harán los más guapos y felices?

¿Decidimos sólo en función de los anuncios?

¿Somos incapaces de tener criterio ante la publicidad?

Las críticas sobre la publicidad han generado un debate intelectual y social que no parece desgastarse. Para entrar en él conviene situarnos en el contexto en el que se producen.

La publicidad es, como hemos visto a lo largo de los diferentes bloques temáticos de Media, un sistema comunicativo pensado para difundir cualquier mensaje persuasivo, naturalmente siempre que lo haga dentro de los límites establecidos.

Empresas y otras organizaciones lo utilizan para apoyar sus objetivos, es decir, invierten parte de su presupuesto privado o público con la expectativa de activar la opinión y la conducta de sus públicos.

Es una herramienta a disposición de todo tipo de anunciantes, en consecuencia, sus objetivos pueden ser verdaderamente dispares. Sin embargo, es preciso que quienes utilicen la publicidad tengan algo en común: deben disponer de los recursos necesarios para crear el mensaje y difundirlo en los medios.

Si observamos bien, a través de las críticas a la publicidad se ponen de manifiesto las protestas ante “el sistema establecido” y sus discursos.

Éstos son múltiples pero si por un momento nos permitimos una simplificación, asumiendo el riesgo de presentar una visión maniquea del mundo, nos encontramos con dos maneras de evaluar nuestra forma de vivir.

Visión positiva: los países económicamente desarrollados disponen de una calidad de vida a nivel material y de servicios como nunca antes había disfrutado y, lo que es más importante, el bienestar llega a una cantidad de población que en otras épocas habría sido impensable.

 

Se dice, de hecho, que cualquier ciudadano medio de hoy dispone de una calidad de vida mayor y más comodidades objetivas que cualquier miembro de la aristocracia o de la realeza que haya vivido en siglos pasados.

Eso es posible, entre otras razones, gracias al avance de la tecnología, la ciencia aplicada y los sistemas de organización establecidos desde los ámbitos político y social.

En esta sociedad se han alcanzado metas que antes sólo fueron apuntadas por la intuición o la imaginación de algunos visionarios. En ella se habla de globalización e internet, de consumo y soluciones financieras, de clonación y telecomunicación, de ocio y negocio.

Cualquier novedad se plantea desde la posibilidad de que llegue a la mayoría, de que se difunda para que sea posible la igualdad de oportunidades. 

 

La publicidad actúa como intermediario informativo de la oferta en el sentido más amplio, como fuente de información cómoda entre las organizaciones y sus públicos.

 

Visión crítica: los países ricos viven de espaldas a las necesidades de desarrollo de los que no lo son. El consumo excesivo, la explotación de recursos, la falta de inversiones en asuntos ya urgentes como el desarrollo sostenible, el medioambiente, la lucha contra la desigualdad y contra las grandes plagas del siglo o el respeto a los derechos humanos vienen provocando situaciones injustas de las que nadie se quiere responsabilizar. 

Los medios de comunicación, clásicos y nuevos, no dan acceso a todos los puntos de vista y crean una realidad que no se corresponde con la auténtica vida de la mayoría. 

La publicidad es utilizada principalmente para alcanzar objetivos empresariales, sostiene la situación existente y se queda al margen de la transformación de la sociedad.

Aunque ambas visiones son compatibles, cada una suele elegir uan  perspectiva desde la que mirar a la publicidad excluyendo a la otra. Si se lleva al extremo, surgen voces encontradas entre quienes ven la publicidad como una forma, legal para unos, lícita para otros, de comunicar con sus públicos, que está a disposición:

 

  • De quienes quieren persuadir a los grupos sociales para que elijan lo que ellos ofrecen o en lo que ellos creen.
  • De quienes piensan que se trata de un arma capitalista que manipula el comportamiento.

 

Las principales aportaciones al discurso crítico proceden de los ideólogos y de la audiencia. Es fundamental hacer notar que unos y otros suelen juzgar exclusivamente la publicidad comercial, aquélla realizada por anunciantes de productos o servicios, obviando a ONG’s, fundaciones, asociaciones, partidos políticos, etc. que también utilizan la publicidad para difundir mensajes persuasivos a favor de otras causas, incluso para lograr el “no consumo”.

 

Críticas históricas de los ideólogos

La publicidad ha despertado gran interés para los partidarios de diferentes modelos sociales e ideológicos. La mayoría propone una forma alternativa de organización política, social y económica, por lo que hacen una dura crítica al sistema establecido y, por lo tanto, a la publicidad.

Resulta difícil, no obstante, encontrar en estos modelos un planteamiento que verdaderamente sustituya a la publicidad como sistema de comunicación. Destacamos algunas de sus consideraciones.

  • La publicidad es un instrumento de represión y manipulación, tal como la entiende H. Marcuse y el planteamiento marxista, reprime los instintos del individuo y lo socializa prematuramente. Además, genera falsas necesidades que son en realidad las del sistema económico y político. Es alienante porque los productos que nos proporciona el mercado lo son.
  • La publicidad es un instrumento de valoración social, afirmación defendida por H. Lefèbvre, para quien este sistema ofrece el único código que puede aspirar a ser útil globalmente. La publicidad es el discurso de la mercancía y sobre la mercancía, eso incluye a productos, individuos y grupos, y nada tiene valor sino es a través de su imagen publicitaria.
  • La publicidad es un instrumento de supervivencia de la sociedad industrial planificada, así lo entendía J. K. Galbraith, que incluye la publicidad como uno de los factores determinantes de la gestión de la demanda y del control de la economía. La sociedad industrial y su exceso de producción crean sus propias necesidades que derivan hacia el consumo, activado en la sociedad a través también de la publicidad.

Críticas de los receptores.

La crítica hacia la publicidad por parte de las audiencias suele alterarse en función de una serie de variables, principalmente tres: sus características sociodemográficas y socioeconómicas (edad, sexo, nivel cultural, hábitat...), los aspectos concretos que se juzgan sobre la publicidad (si miente o dice la verdad, si atenta contra la moral, si es respetuosa...) y el grado de exposición al mensaje (cantidad, medio y forma utilizados). Haz este experimento: pregunta tú mismo a las personas cercanas y podrás recopilar los comentarios negativos más frecuentes en relación con la publicidad.


publicado por aledesign a las 12:44 · Sin comentarios  ·  Recomendar
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
img
.Sobre mí
FOTO

Alejandra Almirón Cartier

Diseñadora Gráfica y Publicitaria
Artes Plásticas: Cerámica
Artes Decorativas

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Diciembre 2016 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» General (97)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
» Aledesign
» Amalgamas Cromáticas
» Leonardo Cortez Y Grupo Hollywood Latino
img
.Más leídos
» AGENCIA DE PUBLICIDAD
» Cómo hacer un manual de identidad corporativa
» DISEÑO EDITORIAL
» EL BRIEFING CREATIVO
» ESTRATEGIAS DE MARKETING EN EL CICLO DE VIDA DEL PRODUCTO
» La segmentación y el posicionamiento del producto en el mercado de
» LOGO - CRITERIOS PARA DISEÑAR LOGOTIPOS
» Marcas Famosas
» MARKETING - EL PRODUCTO
» TÉCNICAS DESARROLLO DE LA CREATIVIDAD
img
.En imagen

Revelación

Revelación
img
.Al margen
EL ARTE...
"Materializar lo espiritual hasta hacerlo palpable, espiritualizar lo material hasta hacerlo invisible: ése es todo el secreto del arte."
img
.Se comenta...
» ESTRATEGIAS DE MARKETING EN EL CICLO DE VIDA DEL PRODUCTO
2 Comentarios: Benjamín Aguírre Sanabria, maribella17
» LOGO - CRITERIOS PARA DISEÑAR LOGOTIPOS
12 Comentarios: Ana Cecilia España Calle, Betsy, danielroque, [...] ...
» Cómo hacer un manual de identidad corporativa
3 Comentarios: David, Denisse Rangel, Rafael Gómez
» DISEÑO EDITORIAL
14 Comentarios: lala, Andrea Zambrano, Abril, [...] ...
» MARKETING - EL PRODUCTO
4 Comentarios: Daniel Eduardo, xime, yasna, [...]
img
.Marcadores flenk
img img
FULLServices Network | Crear blog | Privacidad